domingo, 21 de diciembre de 2014

Os presento a Laura..



He aquí una de las primeras fotos de Laura, mi primera Basaak, de stock, es decir, tal cual llegó. Con el primer pantalón vaquero de pitillo que cosí para ella, y con sus primeros playeros que le hice partiendo de unos de Bratz. Pues sí, no tuve paciencia para esperar a que me llegasen unos para ella y le creé unos. No veáis todo lo que tuve que recortar con el cutter para lograr vaciarlos, y que pudiese calzarlos, ya que eran de plástico macizo..

Se terminó la pausa.. 

Pues si, me he tomado un par de meses de descanso pero ya estoy de vuelta y poco a poco iré poniendo al día mi blog. 

Veamos..

Empezaré por  contar que hace unos meses decidí retomar mi colección de muñecas. De pequeña llegué a tener mas de 40 muñecas. Y muchas diréis, no son tantas. Y es cierto, en la época actual coleccionar muñecas y tener mas de 40 e inclusive mas de 2.000 no es complicado. 
Todo depende de lo que se busque, de lo complicado que sea de encontrar y principalmente de dos consideraciones bastante importantes.

En primer lugar quizás la más importante, porque limita y mucho a la hora de buscar está el aspecto monetario, nada desdeñable porque sino se dispone de grandes cantidades hay que utilizar el ingenio y centrarse mas en lo que se busca, a la par que buscar objetivos razonables, al menos para empezar.

Y en segundo lugar, y no menos importante, está la consideración sobre el espacio de que disponemos para poder tener nuestra colección bien cuidada y presentada. En ello ya influyen consideraciones personales y por supuesto el tamaño de los objetos que coleccionemos, no es lo mismo coleccionar llaveros, cromos u objetos similares en tamaño, que si se nos ocurre coleccionar maquetas en 3D, ahí si varía y mucho el espacio disponible y requerido para cada pieza.

Como decía, decidí retomar mi colección de muñecas, porque pesé a que regalé la mayor parte de las que tenía, me quedé con seis, quizás con la idea de retomar la colección en otro momento.

Y he aquí varias décadas después, navegando por Pinterest, la vi, ahí estaba ella, una muñeca especial, realmente diferente y por la que merecía la pena empezar una nueva colección, pero ya no con el mero afán de acumular diferentes muñecas, ponerlas en una vitrina o acaso en una estantería y limitarme a contemplarlas. Pues no..

La nueva colección me abrió las puertas de par en par, a un amplio abanico de posibilidades. A saber:  Fotografía, Diseño de moda, Confección, Ganchillo...

Por supuesto sin olvidarme de: Pintura, Escultura ( en realidad es Carving, pero de momento así se entiende mejor), Maquillaje, Peluquería..

Resumiendo que empecé allá por febrero encargando la primera muñeca, después de haber leído mil y un blog´s sobre customización, dónde comprarlas, los diferentes moldes que hay..

Y así llegó, unos meses después mi primera Basaak, luego la segunda, luego llegó la Blyh, después la Blythe Factory, y por fin la última en llegar mi primera Takara Blythe. 

Pero, no os impacientéis, en próximos post os las iré presentado a todas, y os hablaré un poco mas sobre cada una, para que aprendáis a diferenciarlas y sepáis un poco mas sobre ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada